Exploración de nuevos territorios de trabajo en línea

La Red de Graduados analiza las posibilidades y limitaciones de la plataforma 'Workplace' by Facebook. | PENT - Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías. FLACSO Argentina.

Viernes 2 de Noviembre de 2018

* Por Miriam Marchesi, Monica Zega de Krutli y Corina Rogovsky

 

Cuando el espacio de trabajo no se ajusta a las necesidades de un equipo, la búsqueda de nuevos entornos aparece como prioridad. Por eso, la red de graduados del Pent, una comunidad de práctica en línea de profesionales especializados en educación y tecnologías, emprendió una experiencia de exploración de la nueva plataforma de trabajo “Workplace”.

La percepción del espacio donde tienen lugar las actividades sociales, es también una construcción y un reconocimiento. Dice Burbules (2008) que un espacio se convierte en lugar a partir de una sensación de familiaridad y reconocimiento, la impresión de que uno ya ha estado ahí. Entonces, al identificarlos en tanto lugares, las personas saben cómo actuar: “Sabemos dónde estamos porque sabemos qué se supone que debemos hacer allí” (Burbules, 2008:263).[1]

Aquello que designa, para este autor, la transformación del espacio en lugar, es el concepto de “arquitectura”. La arquitectura imprime entonces una relación bilateral, a partir de la cual los usuarios de un determinado espacio arquitectónico adaptan sus necesidades a él pero a su vez modifican el espacio para ajustarlo a sus propias necesidades. En este sentido son también los mismos usuarios quienes ayudan en la construcción y en la reconfiguración constante de los espacios.

Desde el PENT, entendemos que los diferentes entornos de trabajo impactan en las interacciones y que su arquitectura fomenta un determinado tipo de interacción y desalienta otros. Estos factores influyen en las relaciones, y en la manera y modalidad en que los participantes se comunican entre sí.

Comprendiendo estas cuestiones, un equipo de miembros de la Red de graduados[2] se ha sumergido en la exploración de un nuevo territorio con algunos paisajes conocidos, ya que Workplace es una herramienta de Facebook, y otros no tanto, debido a lo particularmente nuevo de este entorno.

Desde su mirada, compartieron  aquellos aspectos que valoraron en tanto miembros de una comunidad de práctica, para mejorar las interacciones cotidianas y los procesos de comunicación.  El análisis se centró principalmente en:

  • las posibilidades del entorno para promover y facilitar el trabajo en pequeños grupos
  • La interacción del entorno
  • La privacidad al configurar espacios de trabajo
  • El acceso a la aplicación
  • La  vinculación con otras herramientas

 

A continuación compartimos sus voces y la evaluación de la experiencia:

En Workplace, como red social donde crear grupos para equipos y proyectos en organizaciones, apreciamos los siguientes formatos de grupo:

  1. Novedades (automáticamente acceden todos los miembros de la comunidad).
  2. Equipos y proyectos (subgrupos de trabajo con chat propio)
  3. Debates (Tipo muro normal de Facebook).

Además, hay tres tipos de grupo: secretos, cerrados, y abiertos. Los grupos pueden vincularse entre sí. Al hacerlo se "suman" los miembros de ambos grupos vinculados. También, cualquier miembro puede crear distintos tipos de grupo dentro de una comunidad, característica que, según el caso, podría ser una desventaja. Por ejemplo, si no se tienen en claro criterios y objetivos puede llevar a que en los grupos resulte dificultoso compartir y concretar los proyectos de trabajo.

Workplace es un entorno en el que se puede interactuar con funciones conocidas como el chat, llamadas de voz y de video exclusivas entre miembros del grupo.

Como herramienta de Facebook, la cuenta personal de esta red se puede diferenciar de la cuenta de Workplace y la utilización interna de esta última no es visible ni accesible para usuarios de Facebook exteriores a la organización que utilice la red explorada. Están disponibles las versiones Standard y Premium y en ésta última todos los administradores de la comunidad pueden tener acceso a todo el contenido, incluidos los grupos secretos.

Respecto del acceso a la aplicación, éste se puede hacer desde el escritorio y también es posible descargar la app en el celular. Sin embargo, solo se pueden crear y editar documentos de grupo desde una computadora. Todos los miembros del grupo tienen la posibilidad de verlo y Workplace ofrece opciones referidas a los permisos para editar el documento. Desmarcando la opción “permitir a los miembros del grupo editar el documento”, solo el creador del mismo y los administradores del grupo podrán editar el documento.

En este aspecto y en general, Workplace es un entorno para comunicarnos, para colaborar, para trabajar y seguir explorando juntos. ¿Puede ser un territorio para una comunidad de práctica en línea? ¿Es adecuado para trabajar en red? Las preguntas se abren luego de la exploración. Como toda herramienta, deberán tenerse en cuenta los objetivos pedagógicos y la modalidad de circulación y gestión del conocimiento particulares de cada equipo.

Compartimos algunas inquietudes adicionales en este mural colectivo realizado por la Red de graduados.

VER MURAL

¿Conocés la herramienta Workplace? ¿Cuáles son tus comentarios? ¿Y tus preguntas?

 

 


 

[1]  Burbules N. y Calister, T (2008). Educación: Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información. Buenos Aires: Ediciones Granica S.A.

[2] Participaron de la exploración Monica Zega de Krutli, Miriam Marchesi, Claudia Gorosito, Luis Soto, Mariana Pagella, Jorgelina Nadal, Sandra Cosentino, Nadia Barreto y Agustina Riera.

 

 

 


 

 

Licencia

Creative Commons License
El texto de la nota 'Exploración de nuevos territorios de trabajo en línea' de Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías se encuentra bajo licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Nota disponible en:
http://www.pent.org.ar/novedades/exploracion-nuevos-territorios-trabajo-linea.

Vía Facebook