Talleres y cursos en educación y tecnologías
Conocé las propuestas de la Usina de Experiencias del PENT.
INSCRIPCIÓN ABIERTA

El paso en falso hacia el libro digital

Las restricciones de los libros digitales y su incongruencia con el espíritu libre de Internet. | PENT - Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías. FLACSO Argentina.

Viernes 25 de Febrero de 2011

Hace pocos días, se anunció con bombos y platillos que habíamos entrado en una nueva era de la humanidad. Habíamos llegado al punto en que Amazon había vendido más copias digitales de sus libros que libros en soporte impreso. Y esto se suma a la convocatoria de acreedores a la que había recurrido Borders, una de las cadenas de librerías más importantes de Estados Unidos.

En otro post ya había comentado la distancia que separa la lectura en pantalla que hacemos ahora de lo que debería y podría ser un verdadero libro digital. La idea de instaurar al libro digital como un elemento exitoso parece estar más relacionada a cuestiones de márketing, control y poder que a una verdadera manera de reconceptualizar la lectura a partir de las posibilidades de la tecnología digital. (Ver: En la pantalla no es lo mismo)

La fiebre del libro digital está asociada a la venta de los dispositivos que permiten leerlo, a las diferencias de formatos y la lucha entre empresas para definir como estándar su propio formato. Pero además, esta fiebre también está asociada a la posibilidad de restringir, limitar y controlar el uso que se le da al objeto que se adquiere.
El libro en su versión tradicional es un objeto mucho más libre, (que responde más a la cultura libre de Internet) que cualquiera de sus versiones en formato digital que nos quieren imponer como "el siguiente paso". Una vez que adquirí un libro, lo puedo leer y releer, marcar, llevar, usarlo en toda situación sin depender de baterías u otros dispositivos. Lo puedo prestar, lo puedo revender. Pocas cosas pueden "sacar de circulación” a un libro más que el fuego. Y como valor agregado, lo puedo usar para equilibrar una mesa con las patas desparejas.

Un archivo digital carece de todas estas características (no por una característica intrínseca de la tecnología, sino porque así le conviene a las empresas que lo promueven). Un archivo comprado de un libro ya no nos asegura la libertad de uso que el que viene en sustento material-papel.

Las empresas interesadas se encargan de poner restricciones y candados digitales que limitan la posibilidad de uso y de circulación y de distribución de las ideas. Un libro digital sólo puede ser utilizado en un dispositivo determinado (sólo en mi dispositivo que tiene un código, pero no en el de un amigo... o en el de mi esposa o mis hijos). Si quiero que un libro sea parte del patrimonio familiar, tendré que comprarlo con la licencia "familiar". Bueno, tal vez exagere con este ejemplo, pero no tanto si leemos las restricciones con las que los libros son vendidos. Les exhibo la lista de restricciones que se detallan al comprar un libro:
http://www.educant.org/recursos/ebook.jpg

Véanlo con sus propios ojos en:
http://www.infibeam.com/eBooks/future-minds-richard-watson-pdf-ebook-download/9781857884586-BEPDF.html

No se puede copiar.
No se puede imprimir.
No se puede prestar.
No se puede leer en voz alta!!!!!
Y como si esto fuera poco, el libro nunca expira (solamente falta
que el libro se autodestruye 5 segundo después de leído).

¿Qué puedo decir después de leer y releer esto?: saludo a las corporaciones, saludo su creatividad, saludo su falta de vergüenza (de concebir estas restricciones) y saludo a todos aquellos que a diferencia de estas empresas luchan por preservar la cultura libre que es uno de los pilares de Internet. Por favor, no nos vendan buzones... Vendan libros.

No falta mucho para que empiece la cruzada contra las bibliotecas como los palacios de la piratería, porque eso es lo que son: una orgía promiscua de ideas y de usuarios todos revueltos que comparten objetos sin haberlos comprado y sin tener que pagar cada vez que quieren usarlos.

Licencia

Creative Commons License
El texto del artículo 'El paso en falso hacia el libro digital' de Fabio Tarasow se encuentra bajo licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Artículo disponible en:
http://www.pent.org.ar/fabiotarasow/paso-falso-hacia-libro-digital.

Comentarios

Imagen de Flavio Hernán Teruel
25 Feb 2011
12:53

Hola a todxs,

me pareció interensante la reflexión acerca de que el libro en formato papel es un objeto más libre y que responde más a la cultura libre de Internet que el libro digital. Sin embargo, creo que hay interesantes propuestas y excelentes ediciones digitales que responden a la cultura de acceso libre. Un paso más hacia esa dirección es la decisión de la La UNC, desde su Secretaría de Asuntos Académicos, de declarar que todo el conocimiento generado o procesado en el ámbito de dicha secretaría tendrá carácter de bien público. En efecto, el conocimiento producido bajo el financiamiento de una institución pública debe ser de acceso abierto y gratuito a la comunidad. Una de las formas de vehiculizar este acceso es a través de los formatos digitales. Por mi parte, deseo que otras instituciones continuen e incluso profundicen la propuesta de la Docta...

Creo asimismo que el eBook presenta muchas ventajas interesantes. Una de ellas es contar con un material que por intereses de mercado difícilmente vuela a editarse en papel. Otra cuestión interesante, aunque vinculada ya al mercado, es la impresión por demanda, i.e., la posibilidad de contar con un libro en formato tradicional a partir de un eBook. La combinación de ambas ventajas es para ciertas investigaciones importante.

Es un tema interesante. Hay mucha tela para cortar. Sólo quise aportar un par de notitas como comentario.

Saludos a toda la comunidad del PENT.

Flavio

Imagen de Leopoldo Mayer
26 Feb 2011
00:52

Hola a todos los miembros del PENT Flacso:

Evidentemente, en los últimos tiempos, la ansiedad de contar con una tablet domina todas los artículos que se escriben, y conversaciones ya sea de tecnólogos como de estudiosos de las ciencias sociales, entre ellos los educadores.

Estos últimos se entusiasman con cualquier “artefacto” que presumen es el componente milagroso del futuro en el proceso educativo, y que complementa el acceso a Internet.
Con estos “artefactos” se piensa suplimos la necesaria formación y procesos que requieren tiempo de maduración y de absorción de conocimientos. Como ejemplo, no parecería que distribuir notebooks haya mejorado el nivel de conocimiento de los educandos, ni mínimamente cerrado en algo “el analfabetismo estructural”.
Pero: tiempo al tiempo. Y la verdad es que no sé de que nos sorprendemos.

Los e-book tienen muchísimas restricciones “comerciales” : No se puede copiar, no se puede imprimir, No se puede prestar, No se puede leer en voz alta!!!!! Más alguna otra restricción.

Pero…pero seguramente si alguno leyó la primera o segunda hoja de cualquier libro en papel, formalmente editado, y que dice – independientemente del idioma – lo que no se puede hacer:
…la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier otra forma de cesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del copyright……

O sea, tiene puntos fuertes de semejanza con las condiciones que se fijan para las e-book.

Mi parecer es que, cuando el proceso de “normalización” de los protocolos de edición entre los diferentes fabricantes se iguale, llegaremos a que en cada libro se trate de proteger la propiedad intelectual “nominalmente” al igual que ahora, pero al masificarse podremos copiar el libro, reproducirlo al igual que libro (o sea, en modo limitado), en un proceso semejante al de la producción musical. Quizá debamos pagar algo – muy poco en teoría- para acceder al texto.

Quizá se “abarate” el acceso a los libros, y aumente mucho la cantidad de lectores, aún cuando no estén en papel. Esperemos que el medio "transmita" el texto, parafraseando a Marshall McLuhan. Lo que estaría buenísimo. Debe pensarse que una edición tipo de un libro de ficción en soporte papel esta - en un gran promedio - entre 1500 a 8000 ejemplares. O sea, nada. Y el desafío es ampliar ello.

Obviamente, en Argentina no estamos acostumbrados a pagar licencias por software, y reproducimos sin restricciones música o textos, sin pensar en los autores, y aún menos en los editores. O sea, no respetamos el esfuerzo intelectual e industrial, y menos lo ponemos en valor. Es una lamentable deformación cultural.
Otra vez, a mi entender esta es una discusión interesante, pero prematura, dado que ya existe mucha literatura y muy buena disponible sin cargo para los e-books. Algunas bibliotecas que tienen acceso a bancos de libros digitalizados o documentación o revistas, permiten que se transfieran por cualquier medio electrónico. Flacso misma esta en la red del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, que facilita el intercambio, y lo mismo las bibliotecas de las Universidades Públicas Nacionales.

Pero hablar que el e-book abre una nueva era en la historia de la humanidad, me parece un poco aventurado.

Un fuerte y cálido abrazo para todos

Leo

Imagen de Yanet Segovia
27 Feb 2011
00:05

Hola. Comparto la opinión de Fabio, un libro, tocar las hojas, marcar, remarcar, y luego comenzar la lectura nuevamente, es sin lugar a dudas, lejos, por tecnología de "punta" o vía internet, Tendra sus vetajas y desventajas, pero en una hora, es mucho mayor el cansancio en la vista realizando lectura en la pantalla que leer en formato papel.
Saludos cordiales.

Imagen de Gladys Noemi Baya
3 Mar 2011
07:08

Coincido con Leopoldo en que los libros impresos nacieron con similares restricciones (aún cuando nos hayamos olvidado en Argentina!). Y de algo tienen que vivir los autores y editores, verdad? Si alguien quiere regalar su saber, bien, y si no, que lo compre quien pueda y quiera... (es mi modesta opinión).

Preguntonta: ¿por qué no pueden resaltarse y anotarse los libros digitales? ¿No pueden leerse con Firefox Reader, por ejemplo? Supongo que depende del formato...

Una última observación: lo del cansancio en la pantalla creo que se irá reduciendo con el tiempo, ya que he visto se vienen unas pantallas no brillantes, similares al papel, en un formato flexible para llevar "en la cartera de la dama", tipo libro...

Imagen de Cristina Gloria Cantet
4 Mar 2011
19:09

La producción intelectual tiene un alto costo para quienes lo hacen… costo de energía, de saberes alcanzados en quién sabe cuánto tiempo y esfuerzo. Me parece bien, pagarle a alguien que ha producido algo nuevo, interesante, creativo, valioso para la construcción de la cultura humana; es cierto que no todos pueden pagar, y en este punto estaría bien, opino, que bajen los costos de los productos culturales para que se hagan accesibles a todos los que quieran acceder a ellos -celebro lo que ofrece internet poniéndose al alcance de tantos-, pero el que “piensa”, crea y entrega eso a la sociedad, merece vivir de ello y hacerlo dignamente. Tal vez el aporte de todos, en la medida de las posibilidades que cada uno tiene, permitiría que los sostengamos económicamente. El cómo, es otra cuestión.
Por otra parte, las características que tiene hoy la web, no la hacen comparable con las luchas de intereses y competencias entre, por ejemplo, editoriales. En sí misma internet tiene otra dinámica, otra participación del usuario, que no creo que tenga retorno. Se me ocurre que hay que plantear la discusión, por lo menos desde otro lugar.
Es un placer leerlos…
Cristina

Imagen de Teobaldo Smith
17 Ago 2011
22:17

Comprar un libro físico, nos llena de emoción,alegría, contamos a los amigos de nuestra nueva adquisición,compramos libreros, acomodamos cada cierto tiempo, subrayamos las informaciones importantes, cuando regalamos escribimos la dedicatoria, si encontramos al autor en la feria de los libro hacemos fila para conseguir su autógrafo, y contamos con emoción esas experiencias y vemos esos libros como nuestros mejores aliados, amigos y seguimos consultando cada vez que necesitamos. Pienso que se pierde muchas de esas emociones con la llegada de la digitalización. Además, los Ebook por una parte tiene ciertas ventajas que no es lo mismo que tener a mano el Don Quijote de la Mancha, La Iliada, La Odisea, La Biblia, etc.

Saludos desde Panamá. Estudiante de DIPLO

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.