Segunda traducción: A los defensores de la Escuela 2.0

Con ustedes el segundo documento traducido por la comunidad del PENT. La idea es compartirlo con todos y abrir el debate. ¡Adelante! | PENT - Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías. FLACSO Argentina.

Por Stephen Downes
2 de abril de 2007

La idea es que la "Escuela 2.0" es el primer paso para sacarla de su edificio. Nuestro objetivo debería ser, entonces, el uso de las tecnologías como impulso de nuestras aptitudes para personalizar el aprendizaje y, al hacerlo, facilitar el de los alumnos mientras se insertan en la comunidad como ciudadanos de pleno derecho.
Christian Long me pidió, por correo electrónico, mi opinión al respecto. El texto citado es suyo. Aquí va mi respuesta:

¿Qué tal Christian?
En vistas a una importante presentación inaugural llamada "Diseñando la escuela 2.0" que voy a dar en dos semanas, ante una audiencia llena de actores con poder de decisión sobre "diseño escolar", - arquitectos escolares, sus clientes del ámbito educativo (miembros de consejos directivos, directores y administradores) y diversos interesados - me gustaría pedirles a cada uno de ustedes que consideren compartir lo que les dirían a ellos si tuvieran cinco minutos y un micrófono.
La base de mi charla, si fuera a darla, sería el documento alternativo "Escuela 2.0", que hice circular en respuesta al documento 'oficial" Escuela 2.0.

Pueden focalizar sus ideas desde el nivel inicial hasta la educación superior, aunque la mayoría de mi audiencia generalmente tiende a enfocarse en los ciclos de enseñanza obligatoria. Del mismo modo, pueden pensar en respuestas generales o investigar hasta en los estantes de las bibliotecas. Toda retroalimentación es buena.
No hay un enfoque particular para esta visión de la escuela 2.0. El punto más importante es que la tecnología nos permite cambiar nuestro acercamiento a la educación, de uno en que se confina a los alumnos en establecimientos educativos especialmente diseñados para eso (aulas, laboratorios, escuelas, universidades) a otro donde el aprendizaje es algo que hacemos (y que los educadores facilitan) al mismo tiempo que cualquier otra actividad.

La idea es que la "Escuela 2.0" es el primer paso para sacarla de su edificio y que nuestro objetivo debería ser el uso de las tecnologías como impulso de nuestras aptitudes para personalizar el aprendizaje y, al hacerlo, facilitar el de los alumnos a la par que su inserción la comunidad como ciudadanos de pleno derecho.

Aunque tendré la ventaja de extrapolar muchas ideas/recursos de muchos de sus blogs, wikis, textos, investigaciones, etc., estas son las áreas en las que hoy me interesaría recibir retroalimentación específica de ustedes:
Las tendencias del gran escenario de los próximos cinco a veinticinco años, que tendrán el mayor impacto en lo que significa ser un estudiante comprometido. Este es el lado explosivo del asunto. Voy a compartir el video de Karl Fisch y Scott McLeod con esta audiencia, suponiendo que, al menos ellos, han entrado al mundo 1.0 de los medios y de los audiovisuales. ¡Nunca se puede estar seguro, aunque el centro de conferencias del hotel parezca ser de lo más hermoso en apariencia.

He comentado con anterioridad -y lo reitero aquí- que, desde mi perspectiva, el uso extendido del término "Escuela 2.0" ha servido para promover un punto de vista más tradicional del aprendizaje más que una visión orientada al futuro, que busca preservar las características actuales de la educación y, de forma muy notable, preservar las escuelas. Escuchamos muchas palabras como "el hecho es que las escuelas están aquí para quedarse", pero no pienso que haya evidencia de esto y, ciertamente, no la hay en el marco de los próximos veinticinco a treinta años.

Para ejemplificar, pensemos en las épocas de la escuela rural de una sola aula, tal como fueron diseminadas a lo largo de la nación agraria, entre fines del 1800 y comienzos del 1900. En menos de una generación, la sociedad se transformó de una en la cual el "saber libresco" era la excepción a una en la que pasó a ser la norma. Lean Jane Eyre y vean cómo se llevaba a cabo la escolarización - si podemos decir que se llevaba a cabo de alguna manera - por tutores contratados cama adentro que ayudaban a criar a los hijos de la familia. La gente de la edad de mis abuelos normalmente no concurría a la escuela. Sólo en la época de mi padre, en los años de la guerra, la escolarización se volvió común para la población en general.

En más o menos una generación hubo una transformación total. La escuela fue una creación de la era industrial y va a pasar a la historia con ella.

Su definición de Escuela 2.0 y/o Aula 2.0 ... y cómo ayudar a los que toman decisiones sobre "diseño escolar" para utilizarla para poner al día sus pensamientos, investigaciones, liderazgo y soluciones. Muchos de ellos NUNCA habrán escuchado la frase, y siguen machacando una y otra vez con el viejo tema de "la Escuela del futuro" y "la Escuela del Siglo XXI" sin siquiera entender realmente de qué se trata, más allá de la charlatanería del marketing. Esperemos cambiar un poco su lente semántico y también involucrarlos para co-definir el final del juego.

Mucho de lo que se cataloga como "Escuela 2.0" o "Aula 2.0" no es más que un refrito de la llamada "escuela del futuro" y "Escuela del Siglo XXI". No se puede decir mucho más sobre ella, más allá del marketing (y las obligadas menciones a la web 2.0). Aquellos que son un poco más expertos en marketing sacarán a relucir las frases que los líderes del mundo de los negocios están buscando, cosas como "colaboración" y "trabajo en equipo", sin comprender realmente que están describiendo a una generación que "acata bien las órdenes" e "incluye su propio interés en el interés común", cuando, en realidad, el caso es lo opuesto.

En la medida en que la tecnología permite mayor colaboración y trabajo grupal, lo hace solamente por requerimiento de aquellos que la utilizan. Se puede conectar gente a través de las computadoras, pero no se los puede hacer que hablar. La tendencia predominante no es tanto la colaboración, cuanto un mayor sentido de potencialidad (y, en las edades más arrogantes, el correspondiente sentido de privilegio).

El mejor modo de describir cómo los "chicos" (en realidad, a cualquier edad, pero voy a usar la versión cariñosa ya que la mayoría entra en esta categoría) se están transformando en colaboradores, creadores, miembros de equipos de proyectos, productores de contenido, etc.
Utilizaré el lenguaje de Prensky como un tiro por elevación -por ejemplo preguntas del tipo de "¿Cuál es tu acento digital?" - pero estoy buscando un lenguaje y ejemplos más sutiles de parte de cada uno de ustedes. Y también cómo DEBEMOS responder nosotros como educadores... y diseñadores de escuela (en realidad, la comunidad entera de los interesados)... si vamos a ofrecer a nuestros futuros alumnos y comunidades programas y entornos de aprendizaje relevantes.

Honestamente, no hay forma en que "debamos" responder.

Lo que está en juego no es tanto la educación de nuestros chicos, ya que, gracias a la abundancia de recursos digitales de acceso gratuito, ahora está más asegurada que nunca.
En realidad, lo que está en juego es nuestra propia relevancia. Cómo haremos para llevarlo a cabo suponiendo que quisiéramos incluir algo nuestro en lo que los chicos aprenden.

Los educadores necesitan darse cuenta de que que los estudiantes de hoy están más expuestos a la televisión, la comunicación en línea y otros modos de comunicación electrónica, que a la instrucción aúlica tradicional. La escuela, tal como es, representa sólo un pequeño porcentaje de su aprendizaje. Prácticamente no juega ningún papel en la formación de valores, cultura e identidad, aprendizaje de lengua y arte.
Si la escuela brinda algún conocimiento sobre ciencia, matemáticas, geografía e historia, es solamente porque el ambiente cultural de los estudiantes está casi completamente privado de esos temas. Su rendimiento en estas materias, y especialmente en las dos últimas, muestra cómo se ha emprobrecido su aprendizaje.

Si deseamos ser relevantes, en lugar de llevar a los alumnos al aprendizaje, como lo ha hecho el sistema educativo durante casi un siglo, llevemos el aprendizaje a los estudiantes. Esto implica dejarlos en libertad para que busquen concretar lo que los apasiona, y luego estar allí cuando necesiten una guía, tutoría o protección.

Comiencen "dentro" de un aula, estudio, laboratorio o microespacio de aprendizaje que exista HOY. Propongan una serie de demandas que harían HOY que puedan tener impacto positivo para aprendices y guías/mentores educativos, sin gastar una fortuna, y diseñen un cambio de paradigma para los grandes "diseñadores escolares" en el futuro.
Pueden imaginar pizarras digitales Smart Board, nuevas formas de "diálogo" o de hacer preguntas de los profesores, o pensar cosas realmente locas. No hay límites... Sólo comiencen a escala de un único espacio de aprendizaje y de ahí avancen hacía arriba y hacia fuera.
Es necesario que dejemos de emplear a los alumnos como mozos de restaurantes de comida rápida o empleados de comercio. Son capaces de hacer cosas mucho mejores que ésas, y un ejercicio de humillación corporativa no es el mejor modo de introducirlos a la sociedad.

Deberíamos comenzar ofreciendo a los estudiantes empleos de tiempo completo en algunos campos, como alternativas a sus estudios formales. Tal programa debería empezar, lógicamente, en los niveles más altos, (cuarto o quinto de secundaria) al mismo tiempo que ser una alternativa a la educación superior.

La mayoría de estos empleos implica la creación de alguna clase de proyecto o contenido. El abanico de empleos posibles que están incluidos en mi esquema son, por ejemplo:
- los estudiantes podrían suministrar noticias locales, y cobertura de espectáculos y deportes
-los estudiantes podrían realizar la actualización de las inspecciones e inventarios de la propiedad ciudadana
- los estudiantes podrían llevar a cabo investigaciones científicas de campo, tales como el recuento de aves en vuelo, muestreo de ecosistemas, medición de la contaminación atmosférica, entre otros.
- los estudiantes podrían ayudar a supervisar a niños más pequeños
Y mucho más: las posibilidades sólo están limitadas por nuestra imaginación.

El truco para hacer esto más atrayente es presentarlo, no como la lucha salvaje por la supervivencia que caracteriza nuestra economía actual, sino como un juego amplio y complejo, que se disputa en parte en la computadora y en parte en la vida real, en la que ellos tienen un papel cada vez más importante.

La tarea que deberíamos llevar a cabo no es tratar de meter más y más conocimiento en las cabezas de los estudiantes, sino, más bien, encontrar más y más modos en que puedan hacer aportes significativos a la sociedad. (Voy a publicar esto en mi blog, no vacilen en usarlo del modo que deseen).

Bio:

Stephen Downes es un diseñador y teórico en los campos del aprendizaje virtual y los nuevos medios.
Nació el 6 de abril de 1959 en Québec, Canadá. Vivió y trabajó en diferentes lugares de su país antes de integrar el Consejo de Investigación Nacional de Canadá como investigador senior en noviembre de 2001. Ahora tiene su base en Moncton, Nueva Brunswick, y trabaja en el Grupo de Investigación de e-Learning en el Instituto de Tecnologías de la Información. Se convirtió en una de las voces líderes en las áreas de objetos de aprendizaje y metadatos, así como en los campos emergentes de los weblogs en educación y la sindicación de contenido. En la comunidad de los blogs educativos se reconoce a Downes como la autoridad más importante en educación virtual. También se lo reconoce como el creador del e-learning 2.0.
Fue el ganador del premio al Blog Individual en 2005 por su blog OLDaily y es editor general del Periódico Internacional de Tecnología Instruccional y Aprendizaje a Distancia.
Miembro del Nuevo Partido Demócrata, en 1995 se presentó como candidato a intendente municipal cuando trabajaba en el Community College de Assiniboine. Presentó una plataforma más izquierdista que la del - en ese entonces- intendente Rick Borotsik.


Trabajaron en este Tradu Wiki:

Alejandra Lamberti
Alicia Susana Francia
Ana María Rolandi
Carina Grisolía
Celina Rosa Martinez
Hebe Alejandra Ramello
Hector Jorge Luna
Laura Viviana Ruiz
Marcelo Adrián Amela
Miguel Alejandro Corsi
Monica Zega De Krutli
Monica María Pronzatti
Oscar Orlando Martinez Sandoval
Patricia Olea
Stella Maris Fernandez Lemos
Valeria Kelly